Cómo financiar un proyecto audiovisual

Se pueden encontrar diversas maneras de financiar una película y otros contenidos audiovisuales, por lo que resulta interesante conocer desde la financiación de las grandes producciones, hasta aquellas que son más modestas. Existe varias entidades financieras que ofrecen este tipo de préstamo, como es el caso de Caixabank según su consejero Gonzalo Gortazar Rotaeche.

Financiar una película de carácter comercial

Cuando se trata de la industria cinematográfica hollywoodiense esta se financia principalmente con fondos que son propios de los productores, pero también puede ser mediante créditos bancarios. Gran número de firmas bancarias cuentan con líneas de crédito especializadas que están destinadas para este tipo de producciones.

Una película también es posible financiar mediante preventas que se realizan en los festivales de cine, como por ejemplo Cannes. Una preventa la sustenta la confianza entre los productores y los inversores, la misma esta basada en un guión de la película y en la reputación de ambas partes. Si se llega a un acuerdo, entonces los productores podrán conseguir un adelanto de dinero a fin de producir la película.

Del mismo modo, se puede alcanzar como extra la colaboración de empresas comerciales mediante el product placement que, como es conocido, llegan a pagar una buena suma de dinero a cambio de hacer algún tipo de aparición en la gran pantalla.

Financiar las series/documentales

Digamos que ahora no se trata de una película sino de una serie que pueda ser vista por televisión o a través de diversas plataformas de entretenimiento. Estas en líneas generales realizadas a manos de una empresa productora que ha concebido la idea creativa o también podría ser que ha adquirido los derechos a su autor. Pero dicha empresa productora, tan solo pagará por la realización de un capítulo, lo que se conoce como el Episodio Piloto que, irá acompañado del guión que contiene los capítulos consecutivos a las televisiones/plataformas que se encargaran de vender su producto. En el momento en que haya un contrato, es entonces cuando continuarán con la producción. Es importante destacar, que las televisiones reciben gran parte de sus ingresos gracias a la publicidad, y de esta forma con la audiencia, se decide qué series continúan y cuáles no.

Cuando se trata de Netflix, es una situación distinta, ya que este se trata del gigante del contenido audiovisual, el mismo se financia prácticamente en exclusiva debido a las subscripciones de los abonados. Su gran éxito se encuentra en el análisis de datos pues son realmente buenos estudiando qué tipo de contenidos le gustan más, y de esta manera enfocan sus producciones y sus compras de derechos hacia tales contenidos que son capaces de atraer más suscriptores.

¿Y si son videos de Youtube?

Estos nos brindan moda, belleza, lifestyle, videojuegos, tutoriales DIY, bromas, entre un universo posible de temáticas, siendo los vídeos más vistos en este gigante de Internet. Youtube nos ofrece entretenimiento, y además, es aparentemente gratuito para los internautas. La acotación de “aparentemente” viene dada porque nada es a cambio de nada. Existe gran cantidad de youtubers que logran financiar sus videos gracias a colaboraciones comerciales realizadas con marcas afines a su público. Los youtubers también ingresan buena parte de dinero mediante los anuncios que se observan antes y durante cada vídeo, mientras más visualizaciones, pues, más serán los ingresos.